PATRONA DE HARO

Imagen Viergen de la Vega en el Ayuntamiento de Haro

Imagen de la Virgen de la Vega que se expone en el Ayuntamiento de Haro con la vara de Alcaldesa Perpetua de ciudad 


¡ Salve Virgen de la Vega !
¡ Salve prona de Haro !
¡ Salve madre milagrosa !
¡ Salve reina y nuestro amparo !

Así comienza el conocido y popular “Himno a la Virgen de la Vega”  que canta solemnemente el pueblo de Haro a su patrona en las fechas de su fiesta;  y ciertamente si algo puede asegurar el jarrero, sin lugar a dudas, es que la Virgen de la Vega es su patrona. Sin embargo los orígenes de Maria de la Vega como patrona de Haro presentan algunas sombras que hasta la fecha nadie se ha molestado en aclarar.
Las noticias históricas , que nos ofrece al respecto el historiador fundamental de la Ciudad de Haro, D. Domingo Hergueta y Martín en su libro “Noticias históricas de la muy noble y muy leal ciudad de Haro”, al contarnos  los albores de la basílica, se centran en la leyenda granadina sin aportar apenas datos de lo ocurrido entre la primera referencia a la iglesia del siglo XI y la gran reconstrucción del santuario realizada entre los siglos  XVII y XVIII. Ciertamente no tenemos datos históricos, sobre la adscripción territorial del santuario de la Vega o la naturaleza de la devoción a su titular entre los siglos XI y XV. Tampoco existen referencias claras al inicio del patronazgo de Ntra. Sra. de la Vega sobre la Villa de Haro.

Mas allá de la leyenda granadina, cuya posible realidad histórica la situaría por delante de la fundación de Haro, la existencia del primer documento en que se nombra la iglesia de Santa Maria de Abeka, corresponde al siglo XI. Este documento habla de una iglesia que debió pertenecer a un poblado con su mismo nombre "Abeka” o La Vega y esta iglesia debía haber sido constituida ya hace muchos años para tener su terreno y cementerio propio. Haro aun no existía como tal en aquellos tiempos y apenas se supone que había un caserío pequeño alrededor del llamado Pharo situado en lo alto del castillo de la mota. Luego, podríamos decir, que, la virgen de la Vega y su iglesia es anterior a la villa de Haro.
 
Por otra parte ¿Que fue de la antigua imagen que fundó la advocación de la Vega?. Evidentemente la actual imagen barroca no puede ser la misma y sin duda sustituyo a la anterior'. ¿Que sucedió  con la antigua imagen?, seguramente debió ocurrir una gran desgracia que la destruyo o bien fue robada: desconocemos por que se sustituyo por la actual. Tampoco tenemos referencias claras del patronazgo de nuestra Sra. de la Vega sobre Haro hasta que en los siglos XVI Y XVII, la parroquia y el concejo de Haro se implican muy seriamente en la reconstrucción de la entonces iglesia o ermita de la Vega.
Pero entonces ¿Cual fue la patrona de la Villa de Haro en el medioevo? Sabemos que el concejo municipal realizaba en aquellos tiempos una romería anual a la hoy desaparecida Virgen de Toloño, en cumplimiento de una promesa realizada por una concreta protección. Sabemos que el primer altar medieval, muy sencillo, lo pago de su pecunio un señor de Briñas y parece ser que, hasta las importantes reformas posteriores, la ermita estuvo en situación muy precaria. 
Si a esto añadimos la pertenencia de la iglesia a un poblado propio  denominado Abeka, (situado a un kilómetro escaso de casco histórico de Haro) del que se han encontrado importantes vestigios funerarios situados a su alrededor y en un pequeño altozano situado tras ella, y la adscripción que algunos hacen de la Iglesia de la Vega, en algún momento, al poblado de Villabona, situado a las afueras de Haro, entre el cerro de la Mota y el Alto de Santo Domingo, comprenderemos la dificultad de responder a nuestra principal pregunta: ¿Cual fue el inicio y como se desarrollo esta historia de amor entre el pueblo de Haro y  su venerada Virgen de la Vega?. Muy interesante seria que algún experto historiador se metiera en los archivos parroquiales y municipales para rellenar, de una vez por todas, las importantes lagunas que hemos referido, dejando de lado las escasas noticias que nos presentan Hegueta y el Padre Anguiano.

A partir de la constitución de la Cofradía de la Madre de Dios de la Vega, que se sitúa, sin muchos datos históricos, en 1555, y de la reconstrucción y ampliación de la primitiva ermita por parte del Cabido de Haro y de sus Cofrades y Mayordomos, rehabilitación que se prolongará en los siglos XVII y XVIII, queda patente la devoción del pueblo de Haro por la imagen titular  del Santuario de la Vega. Muchas serán las ocasiones en las que las autoridades eclesiásticas y civiles de la  Villa de Haro, junto con el pueblo en masa, recurrirán a la protección de la milagrosa imagen que ya había dejado patente su poderosa intercesión en el asombroso milagro de las espigas de cebada convertidas en trigo, allá por el año 1661. Múltiples fueron  las ocasiones en que la imagen fue sacada de su camarín para ser paseada en procesión por los campos y calles jarreras con motivo de plagas, sequías, epidemias o incendios que aquejaron durante esos años a la Villa de Haro, sus habitantes y campos, amen de la protección particular que la advocación daba a los devotos habitantes de la villa y aún de sus alrededores.
Ya en el siglo XX, el patronazgo de María de la Vega sobre la Villa de Haro queda especialmente resaltado con la suscripción que el pueblo de la,  ya, ciudad de Haro realizarán tanto para la adquisición de un suntuosísimo rosario de farolees (año 1918) como para la construcción de unas fabulosas coronas de oro destinadas a la solemne coronación canónica de la imagen que tuvo lugar en 1955.
Fue con motivo de este magno acontecimiento, que implico a toda la ciudadanía en unos solemnes e inolvidables actos festivos, que el Excelentísimo Ayuntamiento de Haro decidió por aclamación, en una reunión extraordinaria, nombrar a la, ya, patrona de Haro, Alcaldesa Mayor Honoraria a perpetuidad. Imponiéndosele la vara de mando por el entonces alcalde de Haro, D. Adolfo Díaz Terrazas, en el mismo acto de su coronación. Ya iniciado el siglo XXI, y con motivo de la celebración del 50 aniversario de la coronación canonica de la Virgen, el consistorio jarrero acordó renovar el nombramiento otorgado 50 años atrás, siéndole  impuesta la medalla consistorial por el entonces alcalde de Haro, D. Patricio Capellán Hervías.

El alcalde de Haro D. Adolfo Diaz Terrazas impone la vara  de alcaldesa mayor perpetua de la ciudad de Haro a la imagen de la Virgen de la Vega el dia de su coronación canónica (8-9-1955)

 

Traductor

Spanish English French German Italian Portuguese Russian